Cómo utilizar la chía o también conocida como (Salvia hispánica), de esta semilla se trata hoy este post ya que en los últimos años está siendo revalorizada y difundida en América como en Europa por las múltiples propiedades que posee como son: antioxidantes, fibra, vitaminas, minerales, calcio, proteínas, ácidos grasos y omega 3.

Estas semillas son milenarias y la palabra chía proviene del náhuatl, lengua de los aztecas, cuyo significado es “aceitoso”. Es nativa de américa tropical, pero durante las invasiones europeas fue olvidada porque también se introdujeron nuevos alimentos que desplazaron esta nutritiva semilla.

La chía es una planta herbácea de crecimiento anual y familia de la Labiadas, Lamiáceas o Lameaceae. Esta crece en suelos arcillosos o arenoso, y con un clima tropical y llega a alcanzar una altura de 1 metro a 1,5 metros.

La forma de cómo utilizar la chía es variada y va de acuerdo a tu creatividad. Sin embargo, te menciono algunas maneras de como yo las consumo, su suave sabor es tan agradable que no altera el sabor de los alimentos, así que la incorporó tanto en las comidas como en los postres y bebidas, incluyendo el agua.

1. Característica de la Chía

Las semillas de chía tienen forma ovalada y son muy pequeñas. Miden aproximadamente 1,5mm de ancho x 2mm de largo. Su color varía dependiendo del tipo, puede ser de diferentes colores que van de Cataño oscuro a pardo, crema gris, negro, blanco o moteado.

2. Beneficios de la semillas de chía

 

  • Controlar la diabetes

Este alimento tiene la capacidad de controlar la velocidad que tiene nuestro organismo para convertir los carbohidratos en azúcares simples, manteniendo equilibrados los niveles de azúcar en la sangre. Esto las convierte en el mejor aliado de los pacientes con diabetes.

  • Dieta para bajar de peso

Por su alto contenido de vitaminas, minerales y ácidos grasos, ayuda a combatir la grasa y controlar el peso corporal. Además, por poseer una gran cantidad de fibra nos da la sensación de saciedad pudiendo evitar los antojos, los cuales son los primeros causantes del aumento de peso. Además, es ideal como laxante, para esto recomiendo utilizar la chía molida e incorporarla en la primera comida de la mañana.

  • Retarda el envejecimiento

Los antioxidantes que posee ayudan a retardar el envejecimiento, ya que nos protege contra los efectos de los humos, el estrés y los radicales libres. Tomando en cuenta que estas son algunas de las causas más comunes de la desgeneración. También los antioxidantes que posee aceleran la reparación de la piel y la protegen de daños.

  • Regenera la masa muscular

La fibras y proteínas son esenciales para la regeneración del tejido muscular. Así mismo, aporta energía necesaria para el mejor desenvolvimiento del sistema locomotor, por lo que su consumo es súper recomendado a los deportistas.

  • Depurativo

El consumo de la chía ayuda a eliminar líquidos y toxinas de tu cuerpo. También regula la flora intestinal, lo que es beneficioso para que el organismo realice una buena digestión y se depure. Además, previene el estreñimiento.

Para su consumo las puedes masticar o moler. En las tiendas puedes adquirir las semillas molidas, pero si compras las semillas enteras las puedes moler en una licuadora. Recomiendan que la cantidad de consumo diario sea de 30 gramos como máximo, lo que es igual a 3 cucharadas. También puedes utilizar la chía en forma de brotes, al igual que la alfalfa, incorporándola en las ensaladas.

3. ¿Cómo germinar las semillas de chía?

Para germinar este tipo de semillas debes seguir los siguientes pasos:

  • En una bandeja germinadora coloca una tela delgada como lienzo y sobre ella una delgada capa de semillas, deben quedar separadas para que circule el aire.
  • Una vez al día humedece con un rociador y colócalo en un lugar con poca luz.
  • Al salir los primeros brotes, ubica la bandeja en un lugar donde le lleguen los rayos de sol o haya claridad y humedece tres veces al día con el rociador.
  • No se ha determinado el tiempo que comienza a brotar, ya que influye el clima. Pero por mi experiencia después de los 8 días de germinación ya las puedes consumir. Solo lavar y listo o si prefieres las puedes almacenar en el refrigerador durante una semana máximo.

Es importante, para obtener una buena cosecha, debes tener presente la elección de una semilla de calidad y cerciorarte que no hayan sido sometidas a tratamientos químicos o radiaciones que inhiban su germinación. Tampoco deben haber sido tratadas con insecticida y fumigaciones para volverlas inocuas para el consumo humano.

 

4. ¿Cómo consumir las semillas de chía?

Estas semillas son mucilaginosas, por lo que crean una capa de mucilago alrededor de la semilla cuando tiene contacto con el agua. Lo que hace que su proceso de germinación no sea igual al resto de los brotes y germinados.

Prepararlas es muy sencillo, puedes bien agregarlas secas sobre ensaladas o humedecerlas para preparar pudin de chia.

El pudin de chia lo hace colocando las semillas en agua o leche por mínimo 1 hora, yo normalmente las dejo de un día para otro. Las semillas van a crecer y soltar una especie de gelatina que crea espesor, así ya esta listo para combinar con frutas de tu preferencia.

A continuación te comparto una idea para combinar y consumir semillas de chia.